91 616 21 09 consulta@damito.net

Toda empresa debe considerar como factor fundamental una correcta iluminación en los puestos de trabajo para que los trabajadores puedan desempeñar sus funciones en buenas condiciones. En este post te hablamos de la importancia de la iluminación y todos los elementos que debemos tener en cuenta.  

 

Damito Formación

 

ILUMINACIÓN EN LOS PUESTOS DE TRABAJO COMO ELEMENTO NECESARIO

La iluminación es una parte fundamental en el acondicionamiento ergonómico de los puestos de trabajo. Cuando la iluminación es deficiente, el ser humano se adapta a la calidad lumínica del momento y puede producir un aumento de la fatiga visual, una reducción en el rendimiento, un incremento en los errores y, en ocasiones, incluso accidentes. 

Por tanto, para disponer de una adecuada iluminación en los puestos de trabajo, se debe disponer de una serie de características y de los sistemas de iluminación necesarios en función de las exigencias de las tareas. De esta manera, se podrán prevenir riesgos laborales.  

RIESGOS LABORALES DERIVADOS DE LA ILUMINACIÓN

A continuación, os explicamos cuáles son los riesgos laborales que pueden derivarse de una iluminación deficiente: 

  • Molestias visuales y oculares. 
  • Aumento de la fatiga visual. 
  • Reducción del rendimiento. 
  • Errores y accidentes. 
  • Disminución de la cantidad y calidad del trabajo.  

Para minimizar estos riesgos hay que considerar el rendimiento visual de los trabajadores, es decir, la capacidad para detectar, identificar y reaccionar a los estímulos visuales existentes en su campo de visión. Aquí hay que tener en cuenta las funciones y características de cada puesto de trabajo y la percepción visual.  

PERCEPCIÓN VISUAL

Estas percepciones son las que afectan a nuestro puesto de trabajo. Es importante constatar que una iluminación correcta aumenta la productividad y facilita el bienestar de los trabajadores.  

Percepción de luminancia. 

Se refiere a la intensidad de luz emitida por cada superficie. Nuestros ojos se adaptan a distintos niveles de luminancia y necesitan un periodo de adaptación cada vez que cambiamos de ambiente. Por tanto, es importante considerar el tipo de trabajo a realizar ya que en un trabajo de poco contraste se encuentra la mejora visual al aumentar nuestra luminancia; en cambio, en tareas visuales muy contrastadas se está mejor con niveles moderados. 

Percepción de contraste. 

El contraste es la variación de luminancia que nuestro ojo detecta. La sensibilidad del ojo aumenta durante el periodo de adaptación lumínico, dependiendo del nivel de la iluminación con el de la reflectancia de las superficies del entorno. 

Percepción del color. 

El color es otro de los parámetros visuales. Para reconocerlo es necesario tener en cuenta lo siguiente: 

  • Nivel de luminancia elevado para percibir el color. 
  • Emisión de una luz continua. 
  • La tonalidad de la luz no debe alejarse mucho de la tonalidad de la luz natural. 

    ¿CÓMO ILUMINAR CORRECTAMENTE EL PUESTO DE TRABAJO?

    A la hora de iluminar la zona de trabajo, es recomendable seguir lo siguiente: 

    • Utilizar luz natural siempre que sea posible. 
    • Colocar los puestos de trabajo de forma que se eviten los deslumbramientos y la proyección directa de luz solar. En el caso de recibir luz solar directamente, se pueden utilizar medios como persianas, toldos, etc.  
    • Evitar los deslumbramientos indirectos. 
    • En caso de que la luz sea insuficiente, se deberá complementar con luz artificial. Para esto, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos: cantidad, rendimiento, duración, calor y color de la luz, etc.  
    • Establecer siempre los niveles mínimos de iluminación (lux): 
      • Zonas donde se ejecutan tareas con bajas exigencias visuales: 100 lux. 
      • Zonas de tareas con exigencias visuales moderadas: 200 lux.  
      • Zonas de tareas con exigencias visuales altas: 500 lux.  
      • Zonas de tareas con exigencias visuales muy altas: 1000 lux.  
      • Áreas o locales de uso ocasional: 50 lux. 
      • Áreas o locales de uso habitual: 100 lux.  
      • Vías de circulación de uso ocasional: 25 lux. 
      • Vías de circulación de uso habitual: 50 lux. 

    CURSO PREVENCIÓN RIESGOS LABORALES

    La formación en Prevención Riesgos Laborales es clave a la hora de garantizar las medidas de seguridad y protección adecuadas en el lugar de trabajo. Toda empresa debe contar con una cultura preventiva que asegure al trabajador y proponga medidas con el fin de evitar y minimizar los riesgos propios de las funciones.  

    Un curso de prevención riesgos laborales es fundamental para que el trabajador obtenga los conocimientos y aptitudes necesarias para llevar a cabo una correcta ejecución de las tareas, sin que pueda afectarnos a nuestra salud 

          Damito, Formación Online imparte Cursos de Prevención de Riesgos Laborales. Formación Online gratuita.

          Al tratarse de un curso 100% online, puedes registrarte y comenzar el curso en cualquier momento de lunes a domingo las 24 horas, es tan sencillo cómo seguir los siguientes pasos:

          Logo Damitoo

          1. Descarga el manual.

          2. Realiza el examen tipo test y superarlo.

          3. Realiza el pago. (Tarjeta, cuenta PayPal o por cuenta bancaria)

          4. Recibe tu certificado por correo electrónico de manera inmediata, si pagas con tarjeta o PayPal (si pagas por cuenta bancaria se envía el mismo día que se haga efectivo el pago).

          Share This